lunes, 18 de mayo de 2015

Villa Giulia




Querido Bartolomeo Ammannati:

Visité por fin el Ninfeo al que tantas noches dedicaste y que describiste con tanto detalle a Marco Benavides. Realmente se comprende vuestra idea, aquel lugar de encuentro entre el arte y la naturaleza, entre la cercana via urbana y la viña trasera, aquella explosión de frescor que era la Fontana Secreta en el centro de la Villa.

Te imagino además en aquellos primeros años de tu matrimonio con Laura Battiferro. Sé que compartisteis muchas veces tus ideas para el edificio y la decoración: el amplio patio inicial de pórtico ovalado, la subida luego a la loggia central y el descenso por los diversos niveles hasta lo recóndito de la gruta, propiamente subterránea. Supongo que estarías presente en las ceremonias de inauguración: bajo la sombra de los plataneros mostrarías las estuatuas, las pinturas, los bajorelieves, y asomándote a la balaustrada reirías con la gente que bajaba y subía alborozada por aquellas frescas escaleras.

Ya sabrás que aquella magnificencia tan delicada duró poco. Apenas terminabas tú tu carta tras la muerte del papa y ya el siguiente incorporó la villa a la Cámara Apostólica. Dicen que comenzaron pronto los transportes desde la Flaminia al Belvedere y el siguiente papa erigió su Ninfeo en el Vaticano con el material que habíais acumulado en aquel valle.


Lo que no imaginas es la desolación de ahora. Después de haber sido cuartel y a pesar de ser usado hoy como museo con otro fin, difícilmente se capta lo que fue en su tiempo. Las frescas escaleras están mugrientas por el abandono, cerradas por rejas oxidadas. Las hornacinas vacías como voces interrogantes, la gruta inaccesible y olvidada.

Alrededor gira la vida. Los coches acrecientan su potencia al subir el Parioli cercano. En la parte trasera de la Villa han instalado un bar con jardín y terraza. 

Ha vencido la naturaleza, Bartolomeo, la belleza ahora de las flores en el jardín, y la vida. Las palabras que hablarais mientras lo recorríais Laura y tú.




No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.