lunes, 24 de diciembre de 2012

Los dos pastorcillos


Querido Lucilio:

Finalmente me decidí a subir, con la muchachada, a la iglesia de la colina. ¡Qué precipitación, qué  noche, por los caminos! ¡Qué importaba lo de antes! ¡Qué lo de luego!

Cuando empiezo a cansarme, un grupo de estudiantes me adelanta a buen paso. Van cantando:

LOS DOS PASTORCILLOS

-- Corre, corre, que hace frío,
toca, toca en el tambor,
nunca el cielo llueve tarde
si es de veras el amor.

Lleven besos y palabras
si es de veras el amor.

¿Qué me buscas en las bolsas?
No hay regalo de valor,
que allá vamos con lo puesto
que es de veras el amor.

Lleven besos y palabras
si es de veras el amor.

-- Hermano, que tú me digas
qué palabra diré yo.
-- Dile tu ser y tu aurora
que es de veras el amor.

Lleven besos y palabras
si es de veras el amor.

En cuanto me sobrepasaron hice el esfuerzo de seguirlos por un rato. Al terminar de escribirte estas líneas pedía por vuestra ventura en esta Nochebuena.

2 comentarios:

Mora Fandos dijo...

Pete pro nobis! Ego faciam pro te!

Eduardo del Pino González dijo...

Feliz Navidad por aquellas tierras, y buena entrada de año,

Se ha producido un error en este gadget.