viernes, 13 de abril de 2018

La yegüada blanca





Querido Lucilio:

Estos días Paulina y yo recorremos los campos y sus pueblos. Visitamos museos, yacimientos, ventas entre los cruces, hacemos fotos, tomamos notas, creo que en todo buscamos la primavera, aunque no nos lo digamos. A poco que sentimos los vientos de este sol fresco que viene del mar, nuestros cuerpos se elevan. Se oyen entonces los primeros ruiseñores, allá abajo entre los árboles. Los vencejos que nos rodean llevan siglos yendo y viniendo, entre África y nuestra tierra, cruzando cada año el Ecuador obedientes a un secreto magnetismo. Los más ancianos de ellos conservan el recuerdo de otras generaciones que encontraban, después de sobre volar el mar de Alborán, un gran estuario. En este extremo del continente que les acogía, las tierras bostezaban en ensenadas enormes, las aguas dulces se demoraban entre collazos y esteros, poco a poco se dejaban mezclar con el agua salada. Con los siglos los vencejos se fueron acostumbrando a un campo más seco, pero aún habitable.

Entre los vencejos hay leyendas antiquísimas que remontan al principio de los tiempos. Muchos de ellos oyeron la historia de aquellos que se quedaron. Enamorados de las esquirlas que el sol suave levanta aquí desde el horizonte, quisieron hacerse sedentarios, renunciar a la migración recurrente, amar una misma tierra. Hubo un año, según se cuenta, que los vencejos al regresar no los volvieron a ver. El invierno, los dioses, no se sabe, habían cambiado su forma. Ya no podían volar. Como una manada brillante de yegüas blancas, como nubes posadas para siempre en campos de flores silvestres, trotaban por los viejos collazos y esteros ya secos.

Con su cabeza erguida olfatean los vientos, con sus orejas tiesas, a la espera de que suene arriba, en las ramas de los árboles, el canto del ruiseñor; a la espera de los vencejos, las señales adelantadas de la primavera.




1 comentario:

Anónimo dijo...

Profesor, Esto que ha escrito aquí es poesía pura.

Se ha producido un error en este gadget.