jueves, 22 de diciembre de 2016

Donde se felicitan las Pascuas de Navidad y el Año Nuevo




VIRGILIO EN RÍMINI

Y tú, niño, ya sonríes
a tu madre mientras meces,
—alba suave leve sol—
a la blanca blanda oveja
para que brinque algún día
con el lobo bonachón.

Y ya sabrás de mí, niño,
que hecho pobreza te veo
—alba suave leve sol—
mientras en Rímini espero
como milagro precioso
la sonrisa de tu amor.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.