sábado, 1 de febrero de 2014

Tardes de cine


Querido Lucilio:

Cuando alguna vez Paulina y yo vamos al cine en fin de semana, la tarde se convierte en algo muy especial. Hay una calma esperanzada que se transmite por el lento sucederse de los ruidos vespertinos. Parece que todos los vecinos estuvieran en el secreto, pero que lo respetaran. 

Hoy le toca el turno a la película En busca de Mr. Banks. Las críticas permiten ver la calidad del trabajo sobre aquella memorable cinta Mary Poppins. Mi amigo Afranio no entiende que yo lea tantas críticas antes de ir al cine, porque entonces se conocen ya las fuerzas y debilidades de lo que se va a ver. A mí, sin embargo, no me importa,  porque por lo general no disfruto tanto con la sorpresa como con el reconocimiento de lo bien hecho. Estoy deseando de comprobar cómo es el tratamiento de Mary Poppins en el nuevo trabajo, la figura de la escritora y su historia vital, su relación con Disney, esa línea narrativa truncada.

En las tardes de cine gusta escribir sobre lo especiales que son, sobre la espera ilusionada. No te la pierdas.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.