jueves, 6 de junio de 2013

Númenor 24



Querido Lucilio:

Aprovecho el correo que sale hoy para enviarte el número 24 de la revista Númenor. Los dioses me han regalado recientemente el haber sido incluido en su Consejo de Redacción, y he tenido la oportunidad de coordinar, junto con su director (el profesor Fidel Villegas) esta entrega que ahora se publica.

Se trata de una revista de literatura y pensamiento que viene editándose desde 1988. Ediciones Númenor publica también una colección de Cuadernos de Poesía con el mismo nombre, de los que ya han salido veintiséis, y una colección de textos humanísticos titulada Studia Humanitatis.

El número que te envío abre con una selección de poesías. Fidel Villegas ha aportado poemas inéditos del recientemente fallecido Pedro Antonio Urbina. Tienen un algo especial para quienes conocimos al autor. Creo que AntonioRivero Taravillo, José María Jurado y Pilar Pardo publican por primera vez en la revista, con el buen tino que acostumbran. Carmelo Guillén y José Julio Cabanillas son más habituales en estas páginas, pero siempre saben bien. Y luego están algunos de los integrantes del propio grupo Númenor (que dan al producto su sabor más nítido, y del que hablaremos más extenso en mejor ocasión): Jesús Beades, María Eugenia Reyes Lindo, Juan José Fernández Cerero, Joaquín Moreno Pedrosa y Rocío Arana. Yo me he permitido incluir algo mío, aunque brevísimo: uno de esos “epigramas” que escribo para esculturas (en este caso para el púgil de la antigüedad romana que se conserva en el museo de Palazzo Massimo de la Urbe).

Hay un apartado para la narrativa. José Julio Cabanillas colabora doblemente, porque aporta aquí el primer capítulo de su novela inédita Jueves y el diablo. Y Enrique García-Máiquez da a conocer su relato titulado Alcoba, que en nada desmerece a las poesías y artículos del escritor.

Hay también amplio espacio para el ensayo literario. Miguel D’Ors publica una de sus Virutas de taller (del tercero de los libros de ese título que está por salir al público) sobre la crítica que recibió Juan Ramón Jiménez. José Manuel Mora Fandos estudia la traducción de Rilke realizada por Muñoz Rojas. Y por último Inmaculada Moreno presenta el movimiento de la Neue Sachlichkeit (la Nueva Objetividad), y comenta y traduce en verso castellano sendos poemas alemanes de Erich Kästner y Mascha Kaléko. Se cierra esta entrega con la sección de reseñas. 

Querido Lucilio, tras tejer cada día la pieza necesaria por tu estancia allí, verás que te sobran flecos deshilachados. Córtalos, pero no los desperdicies. Con esos sobrantes hizo Ariadna su hilo. Bien aprovechados pueden dar lo más jugoso del día. Y envíame lo que produzcan. ¡Quizás puedan ver la luz en Númenor! Pero en cualquier caso serán un regalo para tu antiguo profesor.

1 comentario:

Mora Fandos dijo...

Gaudio magno accepi Numenor, gratias tibi pro opere, pulcherrimus liber est! Cave autem: non Rilke, sed Eliot est.
Cura ut valeas!

Se ha producido un error en este gadget.