jueves, 25 de abril de 2013

Palabras fugitivas

Querido Lucilio:

La profesora Ana Sofía Pérez-Bustamante Mourier ha preparado una edición completa de las poesías de Pilar Paz Pasamar: Ave de mí, palabra fugitiva (Poesías 1951-2008), Cádiz: Ayuntamiento - Diputación, 2013. Aparecen ahora así, de manera unitaria y con coherencia de criterios, las once obras poéticas que han jalonado la vida de la autora. La profesora Pérez-Bustamante hace un oportuno estudio introductorio. Con buen tino ha decidido usar versos de las obras editadas para titular los capítulos de su estudio, y para titular también el propio libro. Los lectores pueden hacerse una idea viendo el índice de la introducción:


1. Huésped de mi sonido más profundo: La poesía de Pilar Paz Pasamar
2. Poética y mito personal: Ave de mí, palabra fugitiva
3. Maneras de recepción. La intimidad de once libros
   3.1. Mara (1951): 'Dónde voy yo, Dios mío'
   3.2. Los buenos días (1954): 'Cuando las cosas tienen tanta fuerza'
   3.3. En los 'alados filos vulnerables': Ablativo amor (1956).
   3.4. Del abreviado mar (1957): 'Aprende a estar tan sola'
   3.5. La soledad contigo (1960): 'Un reducido mundo para cantar'
   3.6. Violencia inmóvil (1967): 'Un presente de roja llamarada'
   3.7. 'Esta etapa que acaba, que concluye,  que muere': La torre de Babel (1982)
   3.8. Textos lapidarios (1990): 'La tierra, difícil paraíso'
   3.9. Philomena (1994): 'Cantar, cantar, cantar es lo que importa'
   3.10. Sophia (2003): 'Y, sin embargo, canta'
   3.11. Los niños interiores (2008): 'Desde el tiempo de nunca jamás hasta la primavera inmarchitable'

 El estudio de la profesora Pérez-Bustamante acaba con una amplia bibliografía de lo escrito por Pilar Paz Pasamar, y de lo escrito sobre ella. La introducción viene acompañada con fotografías de la poeta jerezana en diversos momentos de su vida (desde la primera juventud hasta los recientes encuentros con la editora de su obra completa). Las ilustraciones de la cubierta, de tan vivos colores (detalles de pinturas de Salvador Maella y Bernardo López) han sido bien elegidas, según pienso, y son muy atractivas.

No quiero hacer aquí una reseña del libro. Sí, en cambio, anuncio que se presentará esta tarde en la Casa de Iberoamérica (antigua Cárcel Real) de la ciudad de Cádiz, a las 20 horas. Y termino citando uno de los sonetos del libro Ablativo amor (Ave de mí ..., p. 199), un soneto de ausencia:

Que me dejen dormir penosamente
y estibe así mis sombras alargadas,
que no hay trabajos ya, ni hay aranzadas,
ni campos en cultivo, ni simiente,

ni eras, ni agostos, ni vendimia, ausente
como lo estás de mis desesperadas
manos, que ya estarán desocupadas
para siempre de frutos y de gente.

Que el silencio me envuelva en su placenta,
me resguarde del mundo de este modo
y olvide así que existo y que te quiero.

Quiero quererte así, sin darme cuenta.
Quiero dormirme sin morir del todo,
y despertar y verte a ti el primero.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.