miércoles, 12 de diciembre de 2012

Leyendo se aprende
















Querido maestro:

Ahora que estoy ya en el viaje de regreso le escribo con mis pensamientos sobre la lectura poética del pasado día 10. Ya le dije que me resultó muy interesante. Las intervenciones fueron atinadas y conformes a lo que se pedía: claves verdaderamente inteligentes sobre cómo leer poesía en alta voz. Y fue muy apropiada la lectura a continuación de los poemas de las escritoras. Agradó sobremanera la forma de llevar el ritmo de Pilar Paz Pasamar en algunos de sus poemas. De Mercedes Escolano me impresionó el papel que tiene el mar en su creación. Fabuloso fue "La cabellera de Berenice", que leyó Ana Sofía Pérez-Bustamante, o el "Ulises en las sombras" de Inmaculada Moreno. Como no puede ser menos en un estudiante como yo, me gustaron las reflexiones sobre el papel del mito clásico en la creación en vulgar (y en particular lo referente a Teseo y Ariadna).

Tengo que reconocer que me quedé impresionado por sus alumnos. Es verdad que yo no tuve esos atrevimientos. Leer composiciones propias en un acto como este dice mucho de todos ellos. Antes de salir de allí estuve hablando con unos y con otros. La impresión que he sacado es que a los alumnos agradó la lectura poética. Y también que las poetas quedaron contentas con ellos. En la medida en que me toca, yo agradezco a todos su presencia allí. A mí me cuesta dar consejos a mi maestro. Pero creo que debe seguir con actividades como esta que de alguna manera aúnan docencia, lectura y creación; mundo clásico y literatura.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.