martes, 18 de diciembre de 2012

Italia, mi ventura



Querido Lucilio:

A través de mi amigo helenista Ángel Ruiz Pérez conozco un artículo publicado por Ángel Aponte Marín (investigador y profesor de enseñanza secundaria en Jaén) sobre Jerónimo de Barrionuevo en la revista Ambos Mundos. Es un artículo muy interesante que recomiendo leer. La vida de Jerónimo de Barrionuevo es un paradigma de la de tantos escritores del llamado Siglo de Oro: estudios humanísticos, años de milicia, formación en Italia.

Jerónimo de Barrionuevo ha destacado por su colección de Avisos, que escribió en la corte de Madrid, entre 1654 y 1659, para diferentes señores que vivían fuera de aquel centro de poder. La información que aporta, al decir de Aponte Marín, no es de segunda categoría, puesto que Barrionuevo tenía contactos en Palacio, y tenía además un primo que era embajador en Londres. Aparte de esto, el retrato de la sociedad madrileña que se hace en los Avisos merece la pena ya de por sí solo.

La composición de "avisos" en las cortes y principales ciudades comenzó en Roma hacia los años sesenta del siglo anterior, el XVI. Las personas que los escribían tenían diversas funciones en la sociedad: clérigos -como Barrionuevo-, escribientes, profesores. Fácilmente la tarea rozaba con la práctica del espionaje. Y finalmente esta práctica desembocó en el moderno jornalismo. Muchos de estos escritores de avisi, llamados novellanti en la Roma de los años quinientos y seiscientos, escribieron también los primeros pliegos informativos (y también los tradicionales pasquines que colgaban al final de la Via del Goberno Vecchio). Así que es muy posible que Barrionuevo aprendiera esta práctica en sus años romanos.

He encargado a Lucilio buscar las ediciones modernas de la obra de Barrionuevo. Prometen muy buena lectura.

2 comentarios:

RETABLO dijo...

Muchas gracias por sus palabras. Espero que sigamos hablando de don Jerónimo de Barrionuevo.

Reciba usted los saludos de su nuevo lector.

Ángel Aponte.

Eduardo del Pino González dijo...

Enhorabuena por el Blog Retablo de la vida antigua. Lo enlazo para tenerlo de lectura habitual. Saludos.

Se ha producido un error en este gadget.